10 de noviembre de 2011

PAN PARA HAMBURGUESAS

NRP (no return point)

Una de las razones por la que adquirí hace bien poco una amasadora KitchenAid® Artisan, es para poder hacer en casa masas como las de estos panecillos para hamburguesas (entre otras muchas que ya iréis viendo).

Son recetas simplicísimas de hacer incluso a mano, pero que con esta pequeña ayuda, no suponen apenas trabajo y te puedes permitir hacerlas frecuentemente. Simplemente hay que juntar los ingredientes y esperar a que la máquina amase. Después se deja levar, se da forma, se espera otro rato y se hornea. Quiero decir que puedes hacer unos deliciosos panes sin apenas dedicarle tiempo. Tiene tiempos de espera, si, pero mientas puedes hacer cualquier cosa, no hay que estar pendiente. Al final el resultado es un delicioso pan. Da gusto ¿no?.

Tras probar una receta de panes de hamburguesa más complicada que no me funcionó (no subieron, creo que por que la levadura no estaba en buenas condiciones), encontré esta receta en un blog que sigo habitualmente, el de Carlos Dubé, que se llama "Mercado Calabajío" y ha salido muy bien. Carlos adquirió hace tiempo la KitchenAid®, y ha subido a su blog varias recetas hechas con ella que sin duda probaré (gracias Carlos por compartirlas).

Creo que no volveré a comer en casa panes de hamburguesas industriales, al conocer esta receta he pasado un punto de no retorno.

Ingredientes:

  • Harina de trigo normal (500 gr)
  • Sal fina (12 gr)
  • Leche entera a temperatura ambiente (300 ml)
  • Levadura de panadería (seca 5,5 gr pero si es prensada 12 gr)
  • Aceite de oliva (unas gotas)
  • Huevo (1)
  • Semillas de sésamo (al gusto)

Preparación:

  • Mezcla la harina de trigo con la sal en un bol grande.
  • Mezcla la leche entera a temperatura ambiente con la levadura de panadero en un vaso grande.
  • Echa la leche al bol de la harina y mezcla utilizando una cuchara. Si cuando esté mezclado todo lo que puedas ves que necesita un poquito más de leche, añádela, pero siempre muy poquito a poco. Mejor que la masa quede un poco seca (lo que podemos solucionar añadiendo leche poco a poco) que no pasarnos y que quede húmeda de más.
  • Cuando la masa esté bien mezclada pásala a la encimara de la cocina (o a tu mesa de trabajo) y amasa con las manos. Si ves que la masa se pega un poco, echa unas gotas de aceite de oliva sobre la encimera, la raqueta que utilices o sobre tus manos.
  • Cuando tengas una bola, introdúcela en un bol y tapa con un trapo durante dos horas.
  • Pasadas las dos horas vuelca de nuevo la masa sobre la encimera utilizando igual que antes unas gotas de aceite para que no se pegue.
  • Haz una bola grande y divídela en 2 partes iguales. Estas 2 en 4 partes iguales y las 4 en 8 partes iguales.
  • Amasa las 8 pequeñas porciones de masa y haz una bola con cada una. Para ello coge una porción, aplástala y haz pliegues hacia el centro como si se tratará de un atillo.
  • Coloca las bolas sobre un papel de horno con una buena separación entre ellas. Aplástalas un poco con la mano y tápalas con un trapo durante 2 horas.
  • Pasadas las 2 horas retira el trapo y pinta la superficie de los bollitos con la clara de huevo batida y espolvorea sobre ellos las semillas de sésamo.
  • Hornea unos 20 minutos a 180º C (356º F).
  • Deja que enfríen un poco y puedes usarlos.




2 comentarios:

Naiara y compañía dijo...

Lo tenemos en pendientes... para hacer la hamburguesa casera PERFECTA.

Un abrazo

Marisa dijo...

Holaaaa, que buenísimos estos panecillos! sin dudarlo me guardo esta receta!
Un besoooo