24 de mayo de 2019

MACARRONES CON QUESO -Mac n’ cheese-



Ingredientes para cocer los macarrones:
  • Macarrones -pasta hueca que te guste- (80 gracias por comensal 320 gr)
  • Agua
  • Sal
Preparación -cómo cocer los macarrones-:
  • Pon el agua en una olla a fuego alto hasta que hierva.
  • Añade la sal y mezcla.
  • Baja el fuego a un 70% de su potencia.
  • Introduce los macarrones y muévelos.
  • Deja cocer el tiempo que indique el fabricante para que queden “al dente”.
  • Pasado este tiempo, escúrrelos del agua de cocción.
Ingredientes para la salsa de queso:
  • Almidón de maíz -Maizena® - (1 cs)
  • Mantequilla sin sal (1 cs)
  • Leche (1/2 litro)
  • Queso cheddar (150 gr)
  • Queso gouda (150 gr)
Preparación de la salsa de queso y gratinado:
  • Ralla los quesos en un bol.
  • Prepara una olla a fuego medio alto (7/10) y pon a calentar en ella la mantequilla.
  • Añade el almidón de maíz y remueve para que se dore con la mantequilla.
  • Una vez dorado ve añadiendo la leche poco a poco mientras remueves. Los grumos irán desapareciendo y se irá formando la crema. Cuando termines de añadir toda la leche no quedarán grumos y será bastante líquida.
  • Añade el queso rallado (guarda un poco si quieres gratinar antes de servir) y mueve al calor para que este se derrita y pase a formar parte de la salsa que espesará.
  • Si te queda la salsa demasiado espesa añade un poco del agua de cocción de la pasta o un poco más de leche.
  • Si te queda demasiado líquida deja que evapore un poco al calor del fuego hasta que tengan la consistencia que buscas.
  • Preparación de los macarrones con queso:
  • Introduce los macarrones cocidos en la salsa.
  • Si los quieres tomar sin gratinar deja que tomen un poco de calor mezclados en la salsa.
  • Si los quieres gratinar ponlos en una fuente apta para horno, cubre con una capa de queso rallado y gratina hasta que esté dorada la superficie.
Yo he utilizado quesos Gouda y Cheeddar pero puedes usar los que gustes.

Cuece la pasta el tiempo que te indique el fabricante.

Yo he utilizado estos "caracolillos" que gustan a mis hijas pero usa el tipo de pasta hueca que gustes.

Con una cucharada sopera de mantequilla y otra de Maizena® comienzo a preparar la salsa.

Dora la harina para que no sepa a crudo.

Ve añadiendo la leche poco a poco mientras vas moviendo. Los grumos irán desapareciendo y al final obtendrás una salsa deliciosa.

Una vez hecha la salsa mezcla con el queso rallado que se derretirá y espesará la salsa. Prueba entonces la sal.

Si la salsa queda espesa añade más leche o agua de cocer la pasta. Si queda demasiado líquida deja que evapore un poco.

Mezcla la salsa con la pasta.

Puedes tomarlos tal cual pero en casa nos gustan gratinados así que cubrimos con queso rallado.

Con el gratinador a máxima potencia deja en el horno el tiempo justo para que se dore el queso.

Así debe quedar la superficie de tus macarrones.

En el interior deben quedar bien jugosos.

10 de mayo de 2019

POLLO FRITO



Ingredientes:
  • Pollo
  • Cebolleta -cebolla de verdeo- (2)
  • Ajo (3)
  • Chile picante fresco (1)
  • Limón (2)
  • Ketchup (1 cucharadas soperas)
  • Miel (1 cs)
  • Salsa de tomate frito (2 cucharadas soperas) VER RECETA
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina de trigo -yo uso trigo duro-
  • Huevos
  • Pan rallado -a mi me gusta triturarlo al momento-
  • Aceite neutro para freír -de oliva de 0,4º, aceite de girasol u otro-
Preparación:
  • Para este pollo frito a mi me gusta usar muslos y alas.
  • A las alas les quito el extremo y corto los otras dos partes.
  • Los muslos me gusta dejarles la piel, deshuesarlos y cortar la carne en trozos del tamaño de los trozos que tengo de las alas para que todos los trozos sean más o menos del mismo tamaño.
  • Salpimienta los trozos de pollo e introdúcelos en un recipiente.
  • Tritura en una máquina ajos y cebolletas (solo la parte blanca, la verde resérvala). Vierte este triturado sobre el pollo. Añade el zumo de un limón y mezcla bien.
  • Tapa el recipiente y deja que macere en la nevera hasta el día siguiente.
  • Al días siguiente, saca el pollo de la nevera.
  • Prepara la salsa: tritura ajo, cebolleta -solo la parte blanca-, chile fresco, ketchup, miel, salsa de tomate frito, zumo de limón, sal y pimienta negra molida y un poco de agua. Prueba y si está a tu gusto pon en una salsera decorada con la parte verde de la cebolleta en rodajas finas.
  • Pasa los trozos de pollo por harina, huevo batido y pan rallado.
  • Prepara una sartén o cazo con abundante aceite neutro a fuego medio-alto (6/10) y fríe como unos 10 minutos.
  • Saca las piezas de pollo sobre un papel absorbente.
  • Sirve acompañando de la salsa.
Voy a usar muslo, contrapuso y alas, de estas desecho el extremo y separo en dos. Muslo y contrapuso los deshueso y corto en trozos del tamaño de los trozos de ala. 

En un recipiente salpimiento los trozos de pollo.

Le añado un par de ajos triturados junto a la parte blanca de una cebolleta.

Le añado el zumo de un limón y lo mezclo todo muy bien. Tapo y dejo marinando en la nevera durante toda la noche.

Preparo una salsa con ajo, cebolleta, guindilla picante fresca, ketchup, miel, sal, pimienta negra, zumo de limón y salsa de tomate frito.

Aquí está el pollo que ha marinado toda la noche en nevera.

Paso los trozos de pollo por harina.

Después los sumerjo en huevo batido.

Por último los rebozo en pan rallado.

Se deben freír en abundante aceite neutro a no demasiada temperatura para que se haga bien la carne del pollo. Unos 10 minutos serán suficientes.

Saco los trozos de pollo frito sobre papel absorbente.

Sirve el pollo acompañado de la salsa.

22 de marzo de 2019

CÓMO LIMPIAR RIÑONES. GUISO CON VINO Y MOSTAZA




Ingredientes:
  • Riñones de cerdo -pueden ser de ternera o de cordero- (3)
  • Cebolla (1)
  • Ajo (2)
  • Vino oloroso -Jerez- (1 copa)
  • Agua (1 vaso)
  • Laurel (1)
  • Pimentón picante (1 cucharadita)
  • Mostaza picante (al gusto)
  • Orégano seco (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
Preparación:
  • Limpia los riñones como ves en el vídeo.
  • Pon una sartén a fuego algo con un poco de aceite de oliva y saltea los riñones.
  • Añade la cebolla y el ajo pelado y en trocitos pequeños.
  • Salpimienta.
  • Cuando la cebolla y el ajo estén sofritos pon la hoja de laurel y añade el vino.
  • Deja evaporar el alcohol y añade el agua.
  • Baja el fuego, tapa y deja cocer durante una media hora. Prueba para ver si están tiernos.
  • Corrije de sal y pimienta.
  • Añade el pimentón picante, el orégano y la mostaza.
  • Sirve acompañado de arroz blanco.
Yo voy a preparar esta vez riñones de cerdo pero puedes hacer de ternera o de cordero.

Los riñones abiertos longitudinalmente.

Hay que retirar la parte blanca interior.

La primera limpieza se la doy sumergiéndo los riñones troceados en una mezcla de agua, vinagre y sal.

Después de media hora en agua con vinagre y sal los enjuago bajo el grifo y los dejo en un colador.

Ahora los dejo en el colador otra media hora con abundante sal. Esto también ayuda a la limpieza. Pasada la media hora los enjuago de nuevo.

Por último los "blanqueo", es decir, los cuezo en agua hirviendo suave durante unos 10 minutos.

Tras blanquearlos quedan así, un poco cocidos y bien limpios. ¡Ya podemos comenzar a cocinarlos!

Lo primero es saltear los riñones en una sartén a fuego alto con un poco de aceite de oliva.

Añado la cebolla y el ajo.

Deja que se sofrían cebolla y ajo.

Ahora añado el vino y la hoja de laurel.

Deja que se haga a fuego lento y tapado por media hora.

Le voy a añadir algo de picante con el pimentón.

Por último un truco de Padrinomedia, añadir mostaza.

Ya están listos para servir.

Lo acompaño con arroz blanco.


8 de febrero de 2019

MASA DE PIZZA MUY SENCILLA



Ingredientes:
  • Harina de fuerza -alto contenido en gluten, 000…- (1 kg) (4,25 tazas)
  • Agua templada (700 ml) (2,96 tazas)
  • Sal (1 cs)
  • Levadura de panadero en polvo (5 gr) (0,18 oz)
Preparación:
  • Mezcla harina, agua, sal y levadura en un bol grande.
  • Mezcla con una cuchara hasta que te cueste trabajo.
  • Vuelca la masa sobre la mesa. Añade un poco de aceite de oliva.
  • Amasa un poco.
  • Añade otro chorrito de aceite de oliva y deja reposar la masa en un bol tapado.
  • Pasado un tiempo (1 hora más o menos) la masa habrá subido mucho.
  • Vuelca sobre la mesa la masa. Haz una bola con ella. Divide en 2, en 4 y en 8 partes más o menos iguales.
  • Cada una de estas partes debes bolearlas: recogerla hacia el centro como haciendo un hatillo y darle un poco de tensión girándola entre la palma de tu mano y la mesa.
  • Ahora puedes o hacer ya las pizzas: espolvoreando con harina y estirando las bolas de masa o bien conservarlas metiendo cada bola de masa en una bolsa con un poco de aceite.
  • Estira la masa de pizza.
  • Rellena con lo que gustes.
Notas:
  • Si las conservas en bolsas en el refrigerador aguantan 3 días. Están mejor al segundo día. Cada día dale un “meneo” a la bolsa con la masa.
  • También puedes congelarlas en estas bolsas con aceite.
  • Pon el horno a máxima temperatura. Si tiene ventilador actívalo. Provoca humedad dentro del horno. Yo lo hago vertiendo agua en un recipiente con piedras volcánicas justo antes de meter la pizza.
  • Pon una bandeja metálica en el horno que coja temperatura. Yo tras estirar la masa de pizza la pongo sobre un papel de horno. Relleno la pizza y después cojo la bandeja caliente con un guante de horno y paso la pizza a esta bandeja para colocarla en el horno.
Usa un bol grande para hacer la masa. 

No me preocupa mezclar al mismo tiempo sal y levaduras.

La proporción de esta mezcla harina agua es 10:7. Es decir, 7 partes de agua por cada 10 de harina.

Al principio mezclo todo lo que puedo usando una simple cuchara.

Cuando me cuesta mezclar con la cuchara paso la masa a la mesa para trabajarla mejor.

Para que la masa no se me pegue añado un chorrito de aceite de oliva.

Tras amasar un poco, hago una bola con la masa y la introduzco en el bol. Tapo con un plástico, trapo o papel film.

Espero que la masa suba bastante. Esto puede durar una hora o más. Ten paciencia.

Vuelca la masa sobre la mesa.

Divide por la mitad.

Cada parte en otras dos.

Y de nuevo cada parte en otras dos. Al final consigo 8 porciones de masa.

Con cada porción hago una bola de masa. Mira en el vídeo lo fácil que es hacerlas.

Puedes hacer la pizza inmediatamente o bien meterla en una bolsa con un poco de aceite de oliva para conservarla.

La mejor opción es conservar la masa dos días en la bolsa con aceite en la nevera. Las pizzas quedan mejor.

Si la pizza ha pasado por nevera debes sacar la masa un tiempo para que se atempere.

Esta bola de masa ya está atemperada así que usando harina procedemos a estirarla.

Estira como gustes: con las manos o con rodillo. ¡Mira que buenas burbujas de aire se forman!

Para montar la pizza pon la masa sobre un papel de horno sino será muy difícil después pasarla sin que se te desmoronen todos los ingredientes.

Para esta ocasión voy a ponerle mozzarella de vaca y queso azul. 

Horno a máxima temperatura. Si puedes con algo de vapor de agua. En unos 5 minutos estará lista en un horno casero.

La termino con un poco de rúcula y un chorrito de aceite de oliva.

¡Mira qué pinta!