18 de julio de 2018

POLLO ASADO EN CAZUELA


Ingredientes:
  • 1 Pollo -esta receta es para pollos de 1,5 kg =  3,3 libras aproximadamente
  • Ajo (1 cabeza)
  • Mantequilla (50 gr)
  • Tomillo seco (1/2 cucharada)
  • Orégano seco (1/2 cucharada)
  • Limón (1 rodaja)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Agua (1 vaso)
Preparación:
  • Introduce el pollo en la cazuela con la pechuga para abajo.
  • Embadúrnalo de sal, pimienta, tomillo y orégano por todas partes.
  • Introduce la cabeza de ajos entera en la olla, sin pelar.
  • Reparte la mantequilla en trozos sobre el pollo.
  • Introduce la rodaja de limón.
  • Vierte medio vaso de agua al fondo de la olla.
  • Tapa la olla con papel de aluminio.
  • Vierte el otro medio vaso de agua en un recipiente metálico en el fondo del horno para producir humedad (opcional). Yo tengo un recipiente con piedras volcánicas de la barbacoa que ayudan a generar vapor. Sino, puedes poner todo el agua en el interior de la cazuela.
  • Introduce la cazuela en el horno precalentado a 160º C (320º F). Deja asar 60 minutos.
  • Retira el papel de aluminio.
  • Sube la temperatura del horno a 200º C (392º F). Deja asar 40 minutos.
  • Dale la vuelta al pollo. Deja asar 20 minutos más.
  • Saca el pollo del horno y ponlo en una bandeja tapado con papel aluminio 15 minutos.
  • Retira la rodaja de limón.
  • Saca la pulpa del ajo en un plato. Corta el ajo por la mitad y aplasta hasta que salga la pulpa.
  • Vierte en un cazo el jugo del fondo de la cazuela.
  • Cuela la pulpa del ajo asado sobre el jugo del cazo.
  • Reduce la salsa a tu gusto.
  • Trincha el pollo y sírvelo acompañado de patatas y pimientos fritos.
  • Acompaña de la salsa.
Los ingredientes para preparar este delicioso pollo asado. Falta la rodaja de limón.

El pollo salpimentado, con tomillo y orégano secos, la pechuga para abajo con los trozos de mantequilla, la cabeza de ajos y la rodaja de limón. Sencillo.

Pollo pechuga abajo con los demás ingredientes y tapado con papel de aluminio. Horno precalentado a 160º C (320º F). Asa durante 1 hora.

Sube la temperatura a 200º C (392º F). Retira el papel de aluminio y deja asar 40 minutos más.

Dale la vuelta al pollo y deja asar otros 20 minutos.

Así debe quedar el pollo tras las dos horas de asado.: tiernísimo., dorado... la carne se desprende fácilmente del hueso.

Tapa con el papel de aluminio con un agujero en el centro para que se escape el vapor y no ablande la crujiente piel del pollo.

Corta la cabeza de ajos y extrae la pulpa asada. Nos servirá para terminar la salsa.

Retira el trozo de limón y vierte los jugos del asado en un cazo usando un colador. Añade la pulpa de ajo también pasada por el tamiz.

Mezcla bien la salsa y redúcela un poco al fuego.

Es hora de trinchar el pollo. Corta los muslos, las alas y las pechugas.

Aquí tienes un muslo con su salsa correspondiente y unas buenas patatas fritas para acompañar.


21 de junio de 2018

SARDINAS ASADAS, APROVECHAMIENTO


Ingredientes:
  • Sardinas asadas VER CÓMO ASARLAS
  • Tomate
  • Cebolleta
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Jerez
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Comino en polvo (opcional)
Preparación:
  • Retira la piel a las sardinas asadas con anterioridad.
  • Coloca las sardinas en una fuente o en una fiambrera donde vayas a conservarlas.
  • Asa el tomate a fuego vivo hasta que esté totalmente chamuscado.
  • Retira la piel quemada al tomate. No importa si quedan restos quemados. Pícalo en trocitos muy pequeños y ponlos en un bol.
  • Pela y pica también en trozos pequeños la cebolleta y añádela al bol.
  • Salpimienta tomate y cebolleta. Aliña a tu gusto con aceite de oliva y vinagre de Jerez (puede ser otro). Si quieres puedes darle un punto con una pizca de comino en polvo. Añade perejil fresco picado a tu gusto. Mezcla bien.
  • Vierte todo el contenido del bol sobre las sardinas.
NOTA:
  • Puedes tomarlas enseguida pero yo las he comido hasta una semana después y cada día que pasa están más ricas.
Las sardinas asadas que sobraron ayer las tengo en un plato envuelto en papel film.

Tomate, cebolleta y perejil fresco son los ingredientes vegetales de esta preparación.

Las sardinas tienen su piel (lo único que hay que retirar), vísceras, cabeza y espinas.

La piel debe sarlir con relativa facilidad si están bien asadas.

Quema la piel del tomate sin piedad. Debe quedar totalmente carbonizado.

Al estar quemada la piel sale con solo rozarla. Retírala en su mayor parte pero no te preocupe que queden trozos chamuscados.

Pica el tomate en trocitos pequeños.

Pon el tomate picado en un bol con sus jugos y todo.

Añade la cebolleta picada.

Aliña con sal, pimienta negra molida, aceite de oliva y vinagre a tu gusto.

Por último añade el perejil fresco picado.

No pongo cantidades pero debes poner suficiente para cubrir las sardinas.

Las sardinas presentadas en una fuente.

Una sardina "aliñada" lista para comer.

A la hora de comerla retira la cabeza, las espinas y las vísceras; lo demás "to pa dentro". 

Estas sardinas estarán más ricas cada día que pase. Consérvalas en una fiambrera cerrada en el frigorífico hasta una semana.

19 de junio de 2018

SARDINAS ASADAS


Ingredientes:
Preparación:
  • Calienta el grill, la parte de arriba del horno a máxima temperatura.
  • Prepara una bandeja de horno.
  • Pon sal abundante sobre la bandeja de horno.
  • Coloca las sardinas sobre la sal de forma que todas las sardinas toquen el fondo de la fuente de horno.
  • Sazona de nuevo a todas las sardinas por encima.
  • Introduce en el horno 5 minutos si son pequeñas (Manolitas como las llamamos en Málaga, en Galicia las llama Xoubas); 6 minutos si son de tamaño mediano y 7 si son grandes.
  • Sáca la bandeja del horno. Puede quedar líquido en ella. Esto no tiene importancia, se retira y listo.
  • Sirve las sardinas acompañadas un buen pan y rodajas de limón.
NOTAS:
  • Las sardinas deben estar enteras, con todas sus escamas, con su cabeza firme, ojos vivos y con sus tripa cerrada (sin eviscerar).
  • Su aspecto debe ser bueno, como vivo.
Este aspecto deben de tener unas sardinas bien frescas.

Tengo el horno (el grill) encendido a máxima temperatura. Pongo sal marina sobre la bandeja de horno.

Acomoda las sardinas en la bandeja de forma que todas toquen el fondo de la bandeja, sin amontonarlas.

Sazono abundantemente de nuevo por la cara de arriba a todas las sardinas.

Si las sardinas son pequeñas tardarán 5 minutos. Las medianas 6 y las más grandes unos 7 minutos.

Así quedan las sardinas asadas en su punto. Estas eran de tamaño medio y las he tenido 6 minutos en el horno.

Se pueden servir todas juntas en una fuente acompañadas de pan y rodajas de limón o individualmente como he hecho en esta ocasión.

Hay a quién le gusta retirar la piel. A mi en particular me gusta comerla con piel pero he retirado una parte para que veáis el magnífico aspecto que tienen las sardinas.

Retiro las vísceras, la raspa (espina) y la cabeza y las tomo sobre un pan (mollete) con un chorro de zumo de limón. 

29 de mayo de 2018

POLLO AL RAS EL HANOUT



Ingredientes:
  • Pollo (1)
  • Harina de trigo duro
  • Cebolla (1)
  • Ajo (2-3)
  • Tomate (1)
  • Almendras (100 gr)
  • Ciruelas pasas (10)
  • Ras el hanout -puedes sustituir por un curry que te guste- (2 cs)
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Laurel (1 hoja)
  • Germinados de lenteja -perejil, cilantro, cebollino, eneldo-
Preparación:
  • Limpia y trocea el pollo.
  • Pela los ajos, el tomate y la cebolla.
  • Corta los ajos en láminas, la cebolla en trocitos y el tomate rallalo o pícalo en trozos menudos.
  • Salpimienta el pollo.
  • Pásalo por harina.
  • Prepara una cazuela con un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto (6/10).
  • Dora los trozos de pollo.
  • Retira el pollo a una fuente.
  • Si lo crees necesario añade un poco más de aceite a la olla.
  • Sofríe el ajo y la cebolla.
  • Cuando tome color la cebolla incorpora el tomate.
  • Hecho un poco el tomate regresa el pollo a la cazuela.
  • Añade las almendras, las ciruelas, el ras el hanout, la hoja de laurel y cubre con agua.
  • Tapa y baja el fuego (3/10).
  • Deja cocer durante una hora o hasta que la carne del pollo se suelte con facilidad del hueso.
  • Destapa y comprueba que la salsa está en su punto. No debe quedar demasiado líquida como una sopa ni demasiado espesa.
  • Sirve acompañado de arroz blanco y decora con hierbas frescas o germinados.
Le he quitado la piel a este pollo al limpiarlo y trocearlo porque era un pollo de supermercado. A uno ecológico le hubiera dejado la piel.

Lo primero es salpimentar los trozos de pollo.

Lo rebozo en harina de trigo duro. Puedes usar harina de trigo normal pero para esto, siempre uso el trigo duro, espelta u otro trigo de calidad.

Doro el pollo a fuego medio-alto en un poco de aceite de oliva.

Para dorar el pollo el fuego no debe estar demasiado alto para que no se queme. Ten paciencia.

Hay que diferenciar entre quemado y el dorado que se produce en el fondo de la cazuela al caramelizar las sustancias en contacto con ella.

Sofreímos el ajo y la cebolla. Con un poco de sal soltará humedad que ayudará a soltar el fondo de la cazuela.

El tomate rallado o picado también aportará humedad para desglasar la cazuela. Este era un tomate con mucha carne y poco líquido y no aportó mucha humedad.

Si vemos que con la humedad de la verdura no se suelta el fondo puedes añadir un poco de agua. Yo he tenido que hacerlo.

Regresa el pollo a la cazuela e incorpora las almendras, las ciruelas y la hoja de laurel.

Añade el ras el hanout.

Cubre con agua y mezcla para que se incorporen las especias al guiso.

Baja el fuego, tapa y deja cocer duranre una hora. Hasta que veas que la carne se puede separar del hueso con facilidad.

Cuando destapes la salsa debe quedar como esta. Ni muy líquida (puedes dejar a fuego lento que evapore) o muy seca (añade algo de caldo o agua).

He acompañado este plato de arroz blanco y lo he decorado con unos germinados de lentejas.