17 de abril de 2011

GAZPACHO ANDALUZ

Ya iba siendo hora... ¡olé!


Tras 256 recetas, el blog de un malagueño tiene que tener en su repertorio el gazpacho andaluz.

Como toda buena receta, su elaboración es simple pero tiene sus cosilla. Sobre todo porque a cada uno le gusta el gazpacho de una manera y también porque no hay una receta establecida para prepararlo. Cada uno le da el puntito que más le gusta. Como todo.

10 de abril de 2011

BACALAO CONFITADO




Ingredientes (para 2):
  • Bacalao (1 buen lomo desalado)
  • Ajo (2)
  • Guindilla cayena (1)
  • Aceite de oliva
  • Patatas (1)
  • Cebollino fresco picado.
  • Sal.
Preparación:
  • Prepara una sartén con abundante aceite y a fuego bajo. Pon el bacalao a confitar con la piel hacia arriba y termina de cubrir con el aceite. Introduce los ajos pelados y la guindilla.
  • Mientras confita el bacalao. Pela las patatas y córtalas en rodajas de un dedo de grosor. Pela los ajos. Corta el cebollino en trocitos pequeños.
  • Pasados unos 10 o 12 minutos saca el bacalao a un plato e introduce las patatas.
  • Retira la gelatina formada en la superficie y resérvala en un recipiente que podrás a enfriar en la nevera durante 5 minutos.
  • Rescata los ajos cuando se hayan confitado y las patatas cuando se hayan hecho (pínchalas para saberlo).
  • Pon una yema de huevo en el mortero e introduce en él los ajos. Añade también un poco de sal y el aceite con gelatina que tenemos enfriando. Machaca todo junto hasta que monte como una especie de mayonesa o alioli.
  • Coloca un par de rodajas de patata en una fuente apta para el horno.
  • Napa el bacalao con la mayonesa.
  • Gratina hasta que esté dorada la mahonesa.
  • Decora con cebollino picado.
Para esta receta utiliza una buena pieza de bacalao. 

Sartén con abundante aceite de oliva, una guindilla, un par de ajos pelados y el bacalao con la piel hacia arriba.

Durante unos 8-10 minutos de confitado a fuego medio aparecerá una espuma gelatinosa.

Retira esta gelatina y guarda el recipiente que la contenga en la nevera hasta el momento de utilizarla.

Una vez confitado el bacalao saca la pieza a un plato.

Tras confitar el bacalao, confita la patata. Sabrás cuando está hecha pinchándola con una puntilla.

En un mortero o en una trituradora prepara una "mahonesa" con una yema de huevo, los ajos confitados y la gelatina fría añadiendo aceite de oliva poco a poco.

Prepara una fuente apta para horno, la patata, el bacalao y la "mahonesa" por encima.

Así debe quedar el plato una vez terminado.