24 de mayo de 2016

CHULETA DE CERDO ENCEBOLLADA





Ingredientes:
  • Chuleta de cerdo (2)
  • Cebolla (2)
  • Ajo (3)
  • Mantequilla (50 gr)
  • Aceite de oliva (50 gr)
  • Laurel (2-3 hojas)
  • Vino fino (1 copa)
  • Caldo de pollo (1 cazo -medio vaso-)
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra en grano (8-10 granos)
  • Pimienta blanca
  • Sal
Preparación:
  • Pela y pica las dos cebollas en juliana fina.
  • Aplasta los ajos con el lateral del cuchillo.
  • En una cazuela o sartén a fuego medio-alto (7/10) pon un trozo de mantequilla e igual cantidad de aceite de oliva sofríe la cebolla y los ajos (rotos pero con su piel) con un poco de sal, unos granos de pimienta negra y unas hojas de laurel.
  • Cuando la cebolla esté pochada retíralo todo y añade algo más de aceite a la cazuela.
  • Dora las chuletas con sal y pimienta blanca molida por un lado y haz igual por la otra cara.
  • Puedes añadir algo más de mantequilla para las chuletas.
  • Añade un chorro de vino fino para desglasar la cazuela y deja evaporar el alcohol. Raspa un poco el fondo con una paleta de silicona o de madera (para que no arañe el fondo).
  • Incorpora el caldo de pollo y el refrito de cebolla, ajos y demás.
  • Ralla un poco de nuez moscada sobre la preparación.
  • Tapa, baja el fuego a la mitad y deja cocer unos 5 minutos.
  • Destapa, saca las chuletas y deja que la salsa espese por evaporación. 
  • También puedes espesar con un poco de Maicena® disuelta en agua fría.
  • Cuando la salsa quede un poco “gruesa” puedes servir.
  • En esta ocasión la acompaño de arroz blanco pero va muy bien con puré de patatas o con patatas fritas… a tu gusto.
Os dejo con algunas fotos del proceso:

Me gusta cortar las chuletas a mi gusto en casa. Por eso pido al carnicero una pieza grande de varias costillas.



Empezamos poniendo una cazuela al fuego con aceite de oliva y mantequilla.

Sofreímos dos cebollas en juliana fina y dos ajos enteros, golpeados.

Para esta receta corto las chuletas de cerdo lo más gruesa posible.

Pocha la cebolla con sal, unos granos de pimienta negra y un par de hojas de laurel. 
Sofríta la cebolla la reservo en una fuente y doro las chuletas.

Cuando estén doradas, desglaso con vino fino y regreso el refrito de cebolla y ajos. También añado el caldo de pollo.

Tapo solo durante 5 minutos con el fuego bajo. Las chuletas terminarán de hacerse pero no quedarán secas, estarán jugosas.

Como la cocción es breve habrá mucho líquido así que engordo la salsa con un poco de Maizena disuelta en agua fría.
El plato terminado. ¡Verás como si la pruebas.. repites!