12 de diciembre de 2017

POLLO AGRIDULCE


Ingredientes:
  • Pechuga de pollo (1)
  • Salsa de soja (3 cs)
  • Azúcar moreno (2 cs)
  • Sal (1 cs)
  • Vinagre de arroz (2 cs)
  • Salsa de tomate frito o kétchup (2 cs)
  • Vino oloroso de Jerez (1 cs)
  • Maizena® (suficiente para rebozar)
  • Pimiento verde (1)
  • Pimiento rojo (1)
  • Ajo (2)
  • Jengibre (1 trozo, al gusto)
  • Cebolla (1)
  • Huevo (1)
  • Cilantro fresco
  • Semillas de sésamo
  • Agua (150 ml, media taza)
  • Aceite de girasol
Preparación:
  • Limpia la pechuga y córtalas en tiras.
  • Limpia los pimientos y córtalos en trozos.
  • Pela la cebolla y córtala en trozos.
  • Pela el ajo y el jengibre y pícalos en trocitos pequeños.
  • En un cazo mezcla el agua con 2 cucharadas soperas de azúcar moreno, una de sal, dos de salsa de tomate frito o ketchup, 2 de salsa de soja y una de vinagre de arroz. Deja que reduzca a fuego medio hasta conseguir la textura de un caramelo líquido.
  • En un bol pon un huevo con una cucharada sopera de salsa de soja y otra de vino oloroso de Jerez. Bátelo todo muy bien.
  • En otro bol pon Maizena® y reboza en ella las tiras de pollo. Usando un colador, retira toda la harina sobrante. Quedará un rebozado más ligero lo que hará que el plato no sea tan pesado.
  • Pasa las tiras de pollo rebozadas en Maizena® por la mezcla de huevo batido, soja y vino.
  • En una sartén con el fondo lleno de aceite de girasol y a fuego alto, saltea las tiras de pollo justo hasta que queden doradas. Deben quedar jugosas en su interior. Con un minuto de fritura bastará para dorarlas por fuera. Retíralas a un plato sobre un papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite de la fritura.
  • En otra sartén con unas gotas de aceite de girasol y el fuego al máximo sofríe el ajo y el jengibre. Añade las verduras troceadas y saltéalas un minuto.
  • La salsa ya habrá tomado consistencia de caramelo líquido así que viértela sobre las verduras.
  • Mezcla el pollo con las verduras y la salsa, mezcla y sirve en apenas un minuto de mezcla para que se mezclen los sabores.
  • Sirve decorando con un poco de cilantro fresco picado y unas cuantas semillas de sésamo.
Mezclamos el agua con azúcar, sal, tomate, soja y vinagre de arroz en un cazo.

Calentamos esta mezcla a fuego medio hasta conseguir una textura de jarabe o caramelo algo líquido.

El pollo una vez limpio lo corto en tiras.

En un bol mezclo un huevo con una cucharada de salsa de soja y otra de vino oloroso (puede ser vino de arroz chino).

Bato el huevo junto a la soja y el vino.

Rebozo las tiras de pollo en fécula de maíz, Maizena®.

Para retirar la fécula de maíz innecesaria, sacudo las tiras de pollo rebozadas sobre un colador. Así el plato no quedará tan pesado.

Remojo el pollo rebozado en la mezcla de huevo, soja y vino.

Procedo a freír las tiras de pollo en un poco de aceite de girasol a fuego alto. Basta con que tomen color por la parte externa. El interior debe quedar jugoso.

Tras retirar el pollo sobre un papel absorbente, la salsa ha reducido bastante. Tiene el precioso aspecto de un caramelo líquido.

En una sartén a fuego alto con un poquito de aceite de girasol sofrío el ajo y el jengibre picados.

Incorporo la verdura troceada: cebolla, pimiento verde y pimiento rojo. El rojo que he usado pica un poquito.

Esta verdura no debe sofrieres demasiado, basta con saltearla unos segundos para que quede crocante.

Antes de que la verdura se haga más de la cuenta, añado toda la salsa a la preparación.

Tras la salsa reducida incorporo el pollo frito. Bastará con mezclarlo todo y dejar apenas un minuto para que se mezclen los sabores.

Sirvo y decoro el plato con cilantro fresco y semillas de sésamo. La mejor guarnición para este pollo es un arroz cocido.