25 de octubre de 2015

CORDERO EN ADOBO



Esta es una receta tradicional que se ha hecho en casa de mis padres desde que tengo recuerdos. Normalmente la comíamos caliente pero siempre me gustó también comerla fría.

En esta ocasión la he preparado con una paletilla, pero la puedes hacer con cualquier otra pieza del cordero: cuello, pierna, costillas.

Ingredientes:
  • Pierna o paleta de cordero (1,3 kg)
  • Vinagre (medio vaso)
  • Vino blanco (1 vaso)
  • Ajos (3)
  • Laurel (2 hojas)
  • Orégano seco (1 cucharada)
  • Tomillo seco (1 cucharada)
  • Pimentón dulce (media cucharada)
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
Preparación:
  • Troceamos el cordero (lo puede hacer el carnicero).
  • Lava muy bien los trozos de cordero y los ponemos en una olla.
  • Añadiremos el vino blanco, el vinagre, los ajos troceados, el orégano y el tomillo, el pimentón, sal y pimienta.
  • Cubrimos con agua.
  • Tapamos el recipiente y reservamos en la nevera toda la noche.
  • Ponemos el recipiente a fuego alto (9/10).
  • Añade el laurel.
  • Cuando empiece a hervir bajamos a 4/10.
  • Al principio puede producirse algo de espuma que retiraremos.
  • Dejaremos cocinar 90 minutos.
  • Destapa y sube el fuego al máximo para que reduzca casi todo el caldo y quede solo un poco de caldo muy concentrado, casi como un jarabe.
  • Añade un chorizo de aceite de oliva.
  • Deja reposar.
  • Sirve.
Yo voy a hacer la receta con esta paletilla pero puedes usar cualquier parte del cordero.

El cordero troceado se introduce en una olla y se añade: sal y pimienta, ajos, tomillo y orégano secos y pimentón dulce.


Después  añado los líquidos: vinagre de Jerez, vino fino y agua hasta casi cubrir la carne.

Dejo marinar el cordero durante toda la noche y al día siguiente la pongo a fuego alto hasta que comience a hervir.

Al principio se formará espuma que debemos  eliminar.

Aqui ya he retirado la espuma. Ahora a tapar y bajar el fuego a 4/10 durante unos 90 minutos.

Ya está hecho el cordero, la carne se desprende fácilmente del hueso.

Subo el fuego para  reducir la salsa.

Una vez reducida la salsa incorporo un chorro de aceite de oliva y un poco de romero fresco.

Ya está la carne lista para servir.


El cordero servido con su guarnición de patatas.