3 de noviembre de 2015

CALDERETA DE CORDERO (TAMBIÉN LLAMADO FRITE O CAZUELA DE CORDERO)



Ingredientes:
  • Cordero (1,5 kg)
  • Cebolla (1)
  • Ajos (4)
  • Almendras (12)
  • Pan (un trozo)
  • Guindilla o chile picante (1)
  • Pimentón dulce de La Vera (1 cucharada sopera)
  • Vino blanco (1 copa)
  • Agua (500 ml)
  • Perejil fresco
  • Laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
Preparación:
  • Prepara una olla grande a fuego medio-alto (7/10) con un buen chorro de aceite de oliva.
  • Sofríe los ajos cortados a la mitad, las almendras, la guindilla y el trozo de pan. Sácalos al mortero conforme vayan dorándose.
  • Introduce el cordero troceado en la olla y salpiméntalo. Cuando estén dorados por un lado dales la vuelta a los trozos de cordero, salpimienta por este otro lado.
  • Cuando se hayan dorado sácalos a una fuente.
  • Sofríe en la olla la cebolla picada y sazonada.
  • Cuando esté sofrita añade la cucharada de pimentón de La Vera dulce.
  • Incorpora el vino fino y deja que evapore el alcohol.
  • Regresa el cordero a la olla.
  • Maja en el mortero (o en una trituradora) los ajos, las almendras, la guindilla picante y el trozo de pan. Añádelo todo majado (o triturado) sobre la carne.
  • Incorpora las hojas de laurel.
  • Añade agua hasta casi cubrir la carne.
  • Cuando comience a hervir el líquido tapa la olla y deja cocer hasta que la carne esté tierna y se desprenda fácilmente del hueso. Tardará alrededor de una hora y media.
  • Destapa y deja que evapore líquido para que la salsa quede a tu gusto.
  • Prueba la sazón y si fuese necesario corrige.
  • Incorpora un poco de perejil fresco picado y sirve.
En primer lugar hay que sofreír unas almendras, unos ajos, un poco de guindilla picante (yo he usado ají amarillo seco) y un poco de pan.

Introduce la carne de cordero troceada (paletilla, pierna, costilla, cuello... lo que quieras). Dórala salpimentada por ambos lados.

Se trata solo de dorar la carne en este primer paso, no de hacerla totalmente.

Una vez dorada la sacamos de la cazuela mientras preparamos el refrito de cebolla.

Una cebolla entera picada, esperar a que se sofría y añade una buena cucharada de buen pimentón dulce de La Vera. 

Tuesta un poco el pimentón, pero antes de que se queme añade un vaso de vino blanco y deja evaporar el alcohol.

Regresa la carne a la olla.

Un par de hojas de laurel y el majado de almendras, ajos, guindilla picante y pan.

Añade agua hasta casi cubrir toda la carne.

Tapa la cazuela, baja el fuego y a esperar unos 90 minutos, que la carne se haga bien. Se debe desprender fácilmente del hueso.

Al final le he añadido un poco de perejil fresco picado. Opcional.

Aunque lo he cocinado en una cazuela apta para la cocina de inducción, lo he servido en cazuela de barro.

Una buena ración de frite.

2 comentarios:

Enamorada dijo...

Exquisito, yo la hago igual pero sin cebolla ni pimentón y me queda como asado en su jugo. Cuando la haga otra vez lo añadiré😊

Cmv Mv dijo...

me ha gustado, sencilla y muy rica