20 de marzo de 2012

PERDICES AL VINO FINO

Una y no más...

Mi amiga Margara me ha regalado un par de perdices de campo.

Me daba cosica eso de desplumarlas, y demás faenas desagradables que hay que practicarles a estos preciosos pájaros, pero le he echado un par. Creo que como cocinero y como carnívoro debía hacerlo alguna vez.

Una y no más. Pudiéndolas encontrar ya preparadas para el puchero como las encontramos hoy en día en los comercios, no me merece la pena pasar el mal rato.

Tengo que confesar que me resultó más sencillo y limpio de lo que pensé, pero esto no es lo mío, no pude después ni probarlas (se las ofrecí a mi suegro que las disfrutó un montón).


Me pasaba igual cuando pescaba (era aficionado a la pesca submarina), no podía comerme las capturas. Sin embargo, me encanta manipular los pescados antes de cocinarlos y prefiero hacerlo yo a que lo haga el pescadero.

Creo que esto se cura con la práctica, pero... no hay necesidad de pasar el trago ¡¡¡que las tenemos en bandejitas!!!



Aquí podéis descargar la receta en formato PDF:
0304 Perdices al vino fino.pdf

1 comentario:

al son del mortero dijo...

Victor que buenas están las perdices,pese el reparo que da desplumarlas verdad??? Y la recompensa??? Me ha encantado la receta,muy muy rica y la foto genial.
Un Besote