23 de febrero de 2009

VIEIRAS O PEREGRINAS COCIDAS

No te compliques la vida
El sábado por la mañana me fuí al mercado de El Palo con Rocha y con Rochita. Nuestra intención era comprar un pescado para hacer al horno. Debido a las prisas comemos menos pescado fresco del que nos gustaría, y los sábados por la mañana, solemos ir a pasear al Mercado de Atarazanas o al de El Palo y comprar algo de pescado.
Buscando buscando, encontramos un pargo que se nos antojó, y el mismo pescadero, tenía en el mostrador unas vieiras (o peregrinas) frescas que llamaron nuestra atención.

Las vieiras como más nos gustan es como las hago en esta receta. Simplemente cocidas en agua con sal y echándole algo de sal gorda, pimienta negra molida y un chorro de limón. En los restaurantes suelen darles un tratamiento más complicado que a Ro y a mi no nos gusta tanto como de esta simple forma.

Probadlas y veréis.

Ingredientes:

  • Vieiras
  • Agua
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Limón

Preparación:
  • Limpia las vieiras. Ábrelas pegando un cuchillo a la concha plana y deslizándolo sobre esta. Con una
  • puntilla despega la otra concha. Retira todas las telillas y vísceras y enjuaga el molusco. Al final solo debe quedar un gran músculo blanco terso y lo que denominamos “coral” cuyo tamaño puede variar y que es de un color anaranjado brillante.
  • Cuece todas la vieiras en agua hirviendo con abundante sal durante un minuto y medio.
  • Añade sal, pimienta negra molida y zumo de limón a tu gusto.
  • Sirve cada vieira con su coral correspondiente. Es tradicional servirlo sobre sus conchas (bien limpias)
  • aunque yo las sirvo en cucharillas individuales.