16 de octubre de 2010

PIERNA DE CHIVO LECHAL MALAGUEÑO ASADA

Abreviando, que es "choto"

El domingo me fui con Rocha y las niñas a Villanueva de Tapia a visitar la 141 Edición de la Feria del Ganado.

Ganado vimos poco, porque los días fuertes, por lo visto, eran el lunes y el martes, pero si pudimos visitar la nave en la que exponen los productos regionales de artesanía y alimenticios como embutidos, quesos, etc.

Tras degustar casi todos los quesos que exponían, nos compramos uno, el Sierra Crestellina, de Casares, que nos pareció a Rocha y a mi, que estaba más rico que el resto con diferencia y eso que unos de los expuestos era el premiado queso de cabra payoya.

Además de este riquísimo queso que os recomiendo, nos hicimos con un pan sobresaliente (con el que he hecho un ajoblanco que ya os mostraré), algún que otro embutido y también con una pierna de chivo lechal de raza malagueña.

La Asociación Española de Criadores de la Raza Malagueña, está promocionando fuertemente desde hace unos años sus productos. Para ello, uno de los eventos que divulga es el concurso de recetas con chivo lechal malagueño.

Tras disfrutar hace unos días en el restaurante de Samuel Perea de una muestra de lo que se puede hacer con tan exquisita materia prima, me atrevo a iniciarme con una fácil elaboración. Voy a asar mi primera pierna de chivo lechal. No pretendo con esta entrada enseñar a nadie como hacer un asado, mi única intención es mostrar este delicioso producto.




Otro producto os quiero mostrar y que he utilizado en esta receta, en este caso para aliñar la ensalada, ha sido un aceite de primerísima calidad, un aceite de la marca Carbonell®, pero no es un aceite de oliva virgen extra cualquiera, se trata de el Carbonell Virgen Extra de Primera Campaña, una delicia para los sentidos con la que mi amigo Juan Carlos ha tenido a bien obsequiarme. Se trata de un aceite elaborado con las primeras aceitunas que Carbonell® recoge cada temporada, en este caso la campaña 2009-2010.

Quiero aclarar, que no cobro por hacer publicidad de este aceite, simplemente se trata de un regalo que me han hecho, pero que nos ha sorprendido en casa a pesar de llevar toda la vida (en mi caso 44 añitos) desayunando pan con aceite.


¡Ah!, no os molestéis en buscarlo, está casi agotado, quizás quede alguna botella escondida en la zona gourmet de El Corte Inglés.

Entre el queso, el chivo y el aceite, esta entrada del blog parece un anuncio publicitario. Nada más lejos de mi intención, lo único que pretendo es compartir cosas que he probado y que me han encantado.

Hasta pronto.



Aquí podéis descargar la receta en formato PDF:
0227 Pierna de chivo lechal malagueño asada.pdf

4 comentarios:

capisi dijo...

Riquisimaaa,un besico feliz fin de semana.

Piligoto dijo...

Que buena cara tiene esa pierna, tan doradita, qué rica. Besos.

lola dijo...

Asi me gusta la carne bien doradita


¡¡besos¡¡

Petita cuina dijo...

Nunca la he hecho de ese modo, al vapor de manzanilla, tampoco lo conocia la verdad, me parece muy interesante, sencillo y seguro que esta muy bueno, seguro que la haré... eso si, no puedo evitar antes de salpimientar y embadurnarla de acite frotarle un ajito :).

Salut!