24 de junio de 2009

POLLO AL AJILLO



Ingredientes:
  • Pollo en trozos pequeños (1 pollo)
  • Caldo de pollo (2 cazos)
  • Ajos (10 dientes)
  • Harina (1 cucharadita)
  • Vino fino (1 copa)
  • Hierbas aromáticas frescas (si las tienes, sino secas): orégano, tomillo, romero, laurel, salvia… 
  • Aceite de oliva (50 ml)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Vino fino (1 copa)
  • Guindilla Cayena -chile picante- (opcional)
Preparación:
  • Trocea el pollo en trozos pequeños. Puede hacértelo tu carnicero.
  • Pela los ajos y trocéalos.
  • Pon una cazuela a fuego medio-alto (7/10) con el fondo cubierto de aceite de olvia.
  • Incorpora el pollo troceado y los ajos.
  • Salpimienta.
  • Añade las hierbas aromáticas ya sean frescas o secas.
  • Añade la harina y cocínala un minuto.
  • Añade el vino fino y deja que se evapore el alcohol.
  • Añade un par de cazos de caldo de pollo.
  • Tapa y deja cocinar unos 45 minutos. Vigila que durante la cocción no se consuma el líquido de la olla. Si fuese necesario añade un poco más de caldo o de agua.
  • Sirve, salsea y decora con alguna hierba fresca.
NOTA:
  • El tiempo del guiso dependerá del pollo. Si es de corral tardará casi una hora y si es normal, del súpermercado con media casi bastará. Estará cuando la carne se desprenda fácilmente del hueso.
  • Como guarnición puedes poner patatas fritas que es lo más tradicional, arroz blanco, ensalada... ¡a tu gusto!
Al pollo le quemo los restos de los cañones de las plumas que pudieran quedar y después lo troceo.

Pelo y corto en trozos grandes una buena cantidad de ajos.

Con la carcasa y unas verduras preparo un caldo (VER RECETA). También puedes usar caldo preparado o simplemente agua.

Fuego alto, aceite de oliva y a dorar el pollo.

Tras el pollo añado los ajos.

Doro el pollo con los ajos. En esta ocasión no he puesto guindilla porque van a comer niños pero suelo añadirla para darle un punto picante.

Tras dorar un poco la carne y los ajos añado los aromáticos (frescos o secos). En este caso son tomillo y orégano secos y una hoja de laurel fresca.

Abro un hueco entre la carne para dorar una cucharadita de harina de trigo. No dejes que se te queme.

Vierto un par de cazos de caldo para ayudar en la cocción del pollo. Puedes usar agua simplemente, quedará rico.

Tapa y deja cocer a fuego lento hasta que la carne del pollo se suelte del hueso con facilidad pero vigila que no se seque el fondo de la olla. 

Cuando el pollo esté hecho, sirve. Si hubiera exceso de caldo, deja destapado a fuego lento hasta que espese un poco la salsa.







1 comentario:

capisi dijo...

que ricoooo
un beso, carolina