8 de febrero de 2019

MASA DE PIZZA MUY SENCILLA



Ingredientes:
  • Harina de fuerza -alto contenido en gluten, 000…- (1 kg) (4,25 tazas)
  • Agua templada (700 ml) (2,96 tazas)
  • Sal (1 cs)
  • Levadura de panadero en polvo (5 gr) (0,18 oz)
Preparación:
  • Mezcla harina, agua, sal y levadura en un bol grande.
  • Mezcla con una cuchara hasta que te cueste trabajo.
  • Vuelca la masa sobre la mesa. Añade un poco de aceite de oliva.
  • Amasa un poco.
  • Añade otro chorrito de aceite de oliva y deja reposar la masa en un bol tapado.
  • Pasado un tiempo (1 hora más o menos) la masa habrá subido mucho.
  • Vuelca sobre la mesa la masa. Haz una bola con ella. Divide en 2, en 4 y en 8 partes más o menos iguales.
  • Cada una de estas partes debes bolearlas: recogerla hacia el centro como haciendo un hatillo y darle un poco de tensión girándola entre la palma de tu mano y la mesa.
  • Ahora puedes o hacer ya las pizzas: espolvoreando con harina y estirando las bolas de masa o bien conservarlas metiendo cada bola de masa en una bolsa con un poco de aceite.
  • Estira la masa de pizza.
  • Rellena con lo que gustes.
Notas:
  • Si las conservas en bolsas en el refrigerador aguantan 3 días. Están mejor al segundo día. Cada día dale un “meneo” a la bolsa con la masa.
  • También puedes congelarlas en estas bolsas con aceite.
  • Pon el horno a máxima temperatura. Si tiene ventilador actívalo. Provoca humedad dentro del horno. Yo lo hago vertiendo agua en un recipiente con piedras volcánicas justo antes de meter la pizza.
  • Pon una bandeja metálica en el horno que coja temperatura. Yo tras estirar la masa de pizza la pongo sobre un papel de horno. Relleno la pizza y después cojo la bandeja caliente con un guante de horno y paso la pizza a esta bandeja para colocarla en el horno.
Usa un bol grande para hacer la masa. 

No me preocupa mezclar al mismo tiempo sal y levaduras.

La proporción de esta mezcla harina agua es 10:7. Es decir, 7 partes de agua por cada 10 de harina.

Al principio mezclo todo lo que puedo usando una simple cuchara.

Cuando me cuesta mezclar con la cuchara paso la masa a la mesa para trabajarla mejor.

Para que la masa no se me pegue añado un chorrito de aceite de oliva.

Tras amasar un poco, hago una bola con la masa y la introduzco en el bol. Tapo con un plástico, trapo o papel film.

Espero que la masa suba bastante. Esto puede durar una hora o más. Ten paciencia.

Vuelca la masa sobre la mesa.

Divide por la mitad.

Cada parte en otras dos.

Y de nuevo cada parte en otras dos. Al final consigo 8 porciones de masa.

Con cada porción hago una bola de masa. Mira en el vídeo lo fácil que es hacerlas.

Puedes hacer la pizza inmediatamente o bien meterla en una bolsa con un poco de aceite de oliva para conservarla.

La mejor opción es conservar la masa dos días en la bolsa con aceite en la nevera. Las pizzas quedan mejor.

Si la pizza ha pasado por nevera debes sacar la masa un tiempo para que se atempere.

Esta bola de masa ya está atemperada así que usando harina procedemos a estirarla.

Estira como gustes: con las manos o con rodillo. ¡Mira que buenas burbujas de aire se forman!

Para montar la pizza pon la masa sobre un papel de horno sino será muy difícil después pasarla sin que se te desmoronen todos los ingredientes.

Para esta ocasión voy a ponerle mozzarella de vaca y queso azul. 

Horno a máxima temperatura. Si puedes con algo de vapor de agua. En unos 5 minutos estará lista en un horno casero.

La termino con un poco de rúcula y un chorrito de aceite de oliva.

¡Mira qué pinta!