27 de octubre de 2016

CUSCÚS CON POLLO Y VERDURAS



Si andas siempre con prisas pero quieres algún día experimentar la sensación de comer una auténtica imitación de cuscús marroquí prueba a hacer este que te llevará muchísimo menos tiempo y sabe prácticamente igual que el elaborado de forma tradicional.

El cuscús precocinado es una maravilla. Yo suelo utilizar el de la marca Gallo® que me parece un lujo que no puedes dejar desaprovechar.

Os dejo con los ingredientes, la preparación y algunas fotos con su píe explicativo.

INGREDIENTES:
  • Patas de pollo (2)
  • Zanahoria (1)
  • Tomate (1)
  • Puerro (1)
  • Ajo (1)
  • Cebolla (2)
  • Jengibre en polvo (1 cucharadita)
  • Canela en polvo (2 cucharaditas)
  • Cúrcuma (1 cucharadita)
  • Guindilla (al gusto)
  • Ciruelas pasas (6)
  • Dátiles frescos (6)
  • Agua para el caldo
  • Perejil fresco
  • Cilantro fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
PREPARACIÓN:
  • En una olla a fuego medio-alto (6/10) pon agua abundante (unos 3 litros) y un poco de sal.
  • Introduce el pollo, una cebolla, una zanahoria un tomate, un puerro y un ajo. Todo pelado y limpio. A los 10 minutos quita la espuma que se forme. Deja cocer 90 minutos más.
  • Saca la verdura a una fuente y el pollo a otra.
  • Retira la piel, los huesos, cartílagos, etc. del pollo y desmenuza su carne magra. Resérvala.
  • Pica en juliana la otra cebolla y sofríela en una sartén con un poco de aceite de oliva y un poco de sal.
  • Pela las almendras cociéndolas en agua hirviendo y saltéalas en la misma sartén que la cebolla añadiendo unas gotas más de aceite de oliva sobre ellas.
  • Cuando las almendras tomen cierto color incorpora el pollo cocido y desmenuzado.
  • Trocea una guindilla, unas ciruelas pasas y unos dátiles sin hueso. Incorpóralo todo a la sartén donde estas haciendo el pollo con la cebolla y las almendras.
  • Añade también las especias: canela, comino, cúrcuma, jengibre en polvo y pimentón. Mézclalo todo y añade 3 cazos del caldo de cocción del pollo.
  • Corta la zanahoria cocida en rodajas, la cebolla en 4 partes y el tomate en cubitos. Saltea estas verduras en otra sartén en un poco de aceite de oliva. Sazona y añade un poco de perejil y de cilantro frescos picados.
  • Mezcla en un bol un vaso de cuscús precocinado con la misma cantidad de caldo. Mueve y tapa durante 10 minutos con un paño. Destapa, añádele un poco de aceite de oliva y remueve. El cuscús está listo.
  • Sirve el cuscús, el pollo con cebolla, almendras, etc., las verduras (zanahoria, tomate y cebolla con las hierbas frescas picadas). Mójalo todo con un poco de caldo. Echa también un chorrito de aceite de oliva crudo y decora con un poco de perejil y cilantro picadito.
Los muslos y contramuslos son la mejor opción para esta receta. Yo los limpio y les quemo las plumas que puedan tener.
Con el pollo, un tomate, un puerro, una cebolla y un ajo pelados preparo un caldo en una hora de cocción. Además de servir para hacer este plato, te sobrará caldo para multitud de preparaciones.

Una vez cocido el pollo retiro la piel, los huesos y los cartílagos, etc. para aprovechar únicamente la carne bien limpia.

El tomate, la cebolla y la zanahorias cocidas las aprovecharé para preparar otra parte de la receta.

Si sumerges las almendras en agua hirviendo además de pelarlas con suma facilidad, se hidratarán y quedarán más sabrosas.

Aquí está el pollo cocido, limpio y desmenuzado.

Podéis añadir a esta receta otros frutos secos. Yo además de las almendras he usado ciruelas y dátiles. También le añado guindilla, "rock'n roll"

Las especias que uso en esta receta son: jengibre molido, canela en polvo, pimentón de La Vera y cúrcuma.




Así quedará el plato una vez terminado.



25 de octubre de 2016

ARROZ CON HABICHUELAS



Ingredientes:
  • Arroz bomba (1 taza de café para cada 2 personas)
  • Habichuelas blancas (200 gr)
  • Patata (1)
  • Ajo (2)
  • Hueso añejo de cerdo (1)
  • Hueso fresco de cerdo (1)
  • Chorizos (2)
  • Morcilla (1)
  • Laurel (1 hoja)
  • Cominos (20 granos)
  • Azafrán (12 hebras)
  • Pimentón (1 cucharadita)
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva
Preparación:
  • Deja las alubias en remojo desde el día anterior.
  • Pela y enjuaga la patata. Pela los ajos.
  • Enjuaga el hueso añejo para quitarle la mayor parte de la sal.
  • Escurre las alubias y ponlas en el fondo de una olla junto con el hueso añejo, el fresco, los chorizos, la patata pelada y la hoja de laurel.
  • Añade un poco de pimienta negra molida y un chorrito de aceite de oliva.
  • Cubre con agua unos 3 dedos por encima de las alubias.
  • Enciende el fuego al principio a fuego alto (7/10).
  • Comenzará a formarse espuma que hay que retirar.
  • Retirada la espuma, tapa la olla y baja el fuego (a 4/10). 
  • En 50 minutos o 1 hora (dependerá de la legumbre que uses) estarán hechas las alubias. Lo mejor para saber si están hechas es probarlas.
  • A media cocción de las alubias machaca en el mortero el comino, el azafrán, el pimentón con un poco de sal y un poco de pimienta. Cuando este todo molido agrega unas gotas de aceite de oliva y mezcla bien. Vierte el majado dentro de la olla.
  • Cocidas las alubias, llena un cazo pequeño con caldo de la cocción para hacer el arroz aparte. Podrías hacer el arroz en la misma olla pero haciéndolo aparte podrás aprovechar mejor lo que no gastes.
  • El arroz bomba se cuece en 15 minutos.
  • Introduce la morcilla en la olla que en esos 15 minutos estará hecha.
  • Pasados los 15 minutos el arroz estará cocido y la morcilla también.
  • Saca la morcilla y el chorizo y trocealos.
  • Sirve los platos con su porción correspondiente de arroz, de chorizo y morcilla y cada uno con un trocito de patata.
Aquí podéis ver algunas fotos de la receta:

Hay que dejar las legumbres en remojo durante toda la noche.

Pon las habichuelas en la olla con el hueso añejo, el fresco, los chorizos, la patata, los ajos y la hoja de laurel. Un poco de pimienta y unas gotas de aceite de oliva.

Al principio se formará espuma que habrá que retirar.

A fuego lento las habichuelas estarán hechas en 50 minutos o una hora más o menos. Pruébalas para comprobar si están hechas.

Prepara un majado de comino en grano, azafrán, sal, pimienta negra y pimentón (dulce o picante, como gustes).

Una vez majado añade un poco de aceite de oliva para mezclarlo todo antes de añadirlo a la olla.

Aquí ya está el majado en la olla.

Cocidas las legumbres incorpora la morcilla para que cueza mientras se cuece el arroz durante 15 minutos.

Yo suelo usar una taza de café (de café solo, expreso, no una de café con leche) llena de arroz para cada dos personas. 

Saco caldo de cocción a un cazo pequeño para cocer el arroz aparte.

Esto está listo para servir. Solo falta que termine de cocer el arroz y corte la morcilla y el chorizo en rodajas.

Esta es la parte que más me gusta de la receta.

Con un par de rodajas de chorizo y otras tantas de morcilla por plato este arroz con habichuelas está servido.

17 de octubre de 2016

MEJILLONES A LA CERVEZA



Ingredientes:
  • Mejillones (1 kg)
  • Patatas (2)
  • Cebolla (1)
  • Puerro (1)
  • Pimiento verde (1)
  • Pimiento rojo (1)
  • Pimiento amarillo (1)
  • Ajo (2)
  • Cerveza (200 ml)
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Aceite de oliva
Preparación:
  • Pela, enjuaga y seca las patatas. Córtalas en bastones.
  • Pela y pica la cebolla en trocitos pequeños.
  • Prepara una sartén con abundante aceite de oliva a fuego medio. Fríe en ella las patatas durante unos 10 minutos. Apártalas del fuego y déjalas.
  • Limpia los mejillones.
  • Limpia los pimientos y pícalos en trocitos pequeños.
  • Pela el puerro y los ajos y pícalos en trozos pequeños.
  • Mientras prepara una olla grande donde quepan los mejillones y en ella sofríe toda la verdura picada con un poco de aceite de oliva. Pon un poco de sal y algo de pimienta blanca molida.
  • Cuando la verdura esté pochada incorpora los mejillones, la cerveza, perejil fresco picado y tapa. Los mejillones se abrirán en pocos minutos (2-3).
  • Mientras se abren los mejillones pon la sartén de las patatas al fuego a máxima potencia hasta que se doren y terminen de hacerse. Escurre las patatas del aceite a una fuente con papel de cocina. Sazona.
  • Sirve los mejillones acompañados de las patatas, salsa, pan y decora con perejil fresco picado.
Aquí os dejo con algunas fotos de la preparación de estos sencillos mejillones:

En esta receta empiezo por las patatas que son lo que más tiempo necesitan para hacerse. Sobre todo porque las vamos a freír en dos tiempos.

En un primer momento vamos a freír las patatas con el fuego a la mitad. Después las apartamos del fuego y las dejamos a un lado mientras hacemos lo demás.

Los mejillones ya están limpios y listos para meterlos en la olla.

El refrito preparado.

Cuando esto esté sofrito incorporaremos los mejillones.

La "segunda" fritura de las patatas es con el fuego al máximo.

Tras la segunda fritura las patatas quedarán bien doradas y crujientes.

Los mejillones en la cazuela. Ya hemos añadido la cerveza.

Con la tapadera puesta los mejillones se abren en un par de minutos.

Estos mejillones acompañados de verduras, patatas, salsa y un buen pan hacen de este un plato muy completo.

11 de octubre de 2016

MANITAS DE CERDO EN SALSA



Ingredientes:
  • Manitas de cerdo cortadas por la mitad a lo largo
  • Cebolla (2)
  • Puerro (1)
  • Zanahoria (1)
  • Apio (1)
  • Ajos (4)
  • Salsa de tomate frito (150 gr)
  • Brandy (1 copa)
  • Laurel (2 hojas)
  • Clavo (4-5)
  • Pimienta negra en grano
  • Ají amarillo (1) o guindillas cayenas (2)
  • Pimentón dulce (1 cucharadita)
  • Pimentón picante (1 cucharadita)
  • Aceite de oliva
  • Romero fresco
  • Perejil fresco
  • Sal
Preparación:
  • Quema los pelitos que pudieran quedar a las manitas usando un soplete o el fuego de la cocina.
  • Pela y limpia las cebollas, el puerro, el apio, los ajos.
  • Pica en trocitos pequeños una de las cebollas y 2 de los ajos. A la otra cebolla, tras pelarla, clávale 4 o 5 clavos. Reserva.
  • Blanquea: cuece a fuego alto unos 5 minutos las manitas en agua. Retira el agua y enjuaga las manitas.
  • Prepara una olla con agua limpia suficiente para cubrir las manitas.
  • Introduce las manitas, la cebolla con los clavos clavados, el puerro, la zanahoria, el apio, los 2 ajos que no has picado, las hojas de laurel y la pimienta que gustes en grano (8-10) o molida.
  • Tapa y deja cocer las manitas hasta que estén hechas. En olla rápida tarda 45 minutos. En olla tradicional 2 horas.
  • Prepara un sofrito en un poco de aceite de oliva con la cebolla y los ajos picados. Sazona, añade el ají amarillo -o la guindilla- y deja sofreír.
  • Cuando haya sofrito añade el pimentón -yo le pongo dulce y picante- y en breve la copa de brandy dejando que evapore el alcohol.
  • Incorpora la salsa de tomate frito que puede ser hecho en casa o de bote. Deja a fuego lento.
  • Cuando las manitas estén cocidas separa las verduras por un lado, las carnes por otro y el caldo por otro.
  • Pon unos cuantos cazos del caldo sobre el refrito y también un poco de romero fresco picado -las hojas tiernas, no las leñosas-.
  • Tritura las verduras de la cocción junto al refrito, cuela y regrésalo todo a la cazuela para que vaya reduciendo.
  • Quita los huesos a las manitas -es más fácil en caliente-.
  • Introduce la carne de las manitas en la salsa para que calienten un rato todo junto.
  • Mientras fríe unas patatas.
  • Sirve las manitas en salsa con las patatas fritas.
  • Decora con unas escamas de sal y perejil fresco picado o romero.
A continuación os dejo con algunas fotos de la preparación de esta receta:

He pedido al carnicero que corte a lo largo las manitas de cerdo.

Me gusta quemar con un soplete los pelitos que pudieran quedar tras limpiar las manitas.

Blanqueo las manitas. Es decir, las hiervo en agua durante 5 minutos. Las enjuago y tiro el agua donde las he blanqueado.

Aquí están las verduras con las que voy a cocer las manitas: una cebolla con 4 o 5 clavos, un par de ajos, apio, puerro y zanahoria. Todo pelado y limpio.

Todo listo para comenzar a cocer las manitas.

En olla rápida tardan en cocer 45 minutos. En olla tradicional se cuecen en 2 horas.

Aquí tengo preparados los ingredientes del refrito: cebolla y ajos picados. Ají amarillo -puedes usar guindilla cayena-. Salsa de tomate frito. Aceite y sal.

El refrito en marcha.

Además del ají amarillo yo le pongo una cucharadita de pimentón dulce y otra de pimentón picante.

Una copa de brandy (u otro licor) para evitar que se quemen los pimentones y aporten aroma. Deja evaporar el alcohol.

Añade salsa de tomate frito y este sofrito está casi listo.

Mezcla todo bien y ya puedes añadir algo del caldo de cocción de las manitas.

Le he puesto unas ramas tiernas de romero fresco picado. Puedes ponerle tomillo u otra hierba que tengas a bien.

Las manitas una vez cocidas y apartadas.

Las verduras una vez retiradas de la olla del cocido las introduzco junto con el refrito en un vaso de la trituradora.

Una vez triturados el refrito y las verduras de la cocción, las cuelo y las añado a la salsa.

Una vez preparada la salsa hay que corregirla de sazón. En este caso le he puesto un poco de sal y de pimienta molida.

Aquí puedes ver una "media manita" cocida.

Le puedes dejar los huesos a las manitas pero a mi me gusta retirarle los huesos que son incómodos a la hora de comer.

En caliente los huesos se retiran muy fácilmente. En frío te será más difícil.

Una vez limpia de huesos introduces la carne en la salsa.

Deja al calor unos minutos las manitas mezcladas con la salsa y mientras puedes freír unas patatas para la guarnición del plato.

El plato presentado. Me gusta decorarlo con unas escamas de sal y un poco de perejil fresco picado.