11 de febrero de 2010

MI COCIDO: II TAPA DE TUÉTANO













No se si habréis probado un bocado delicioso que se obtiene del interior de los huesos largos, los que en la carnicería llamamos "huesos de caña". Se trata del tuétano.

El origen de la palabra tuétano también es curioso, se debe este nombre a que con estos huesos donde lo encontramos se fabricaban flautas y otros instrumentos de viento.
El tuétano es un bocado que al encontrarse en poca cantidad "no cunde" que diría mi abuela, da para poca cosa, ¡que es escaso vamos!, pero es delicioso (como casi todo lo que escasea).

La verdad es que me he pensado si subir esta entrada al blog, pero me ha parecido curioso para los que no lo conozcan, y es parte también del aprovechamiento del cocido, así que ¡hay queda!.



Aquí podéis descargar la receta en formato PDF:
0147 Mi cocido II Tapa de tuétano.pdf

5 comentarios:

el cojondongo dijo...

Sssssshhh!! de esto al endocrino, ni una palabra. ;)
Lo prefiero en crudo y a la plancha, se nota mas el sabor.

cromwell dijo...

La caña también se puede mezclar con los garbanzos, si se comen solos, y les da un sabor diferente.

Particularmente, prefiero sorber el hueso (no la caña)

mil_rosas dijo...

Andaluz, esto es bocado de dioses, como tú bien has dicho. Entre la sopa y ahora esta tapita me está entrando un hambre... eso si que es un pedazo de sopa de picadillo.

Saludos.

esther dijo...

me encanta vecino! mañana toca cocido madrileño con tapita de tuétano. ñam ñam!!

Anónimo dijo...

me encanta esta tapita! mañana voy a hacer cocido madrileño con tapita de tuétano.

porque no haces una cazuela de fideos...

tu vecina