20 de diciembre de 2009

JURELES FRITOS













En casa de mis padres siempre comíamos al menos 12 personas: mis abuelos maternos Mía y Pepe, mi tía abuela Paca que era hermana de Mía, mis padres Maripepa y Santiago, Maricarmen la mujer que desde hace 35 años está ayudando en casa a mi madre y mis 5 hermanos (todos varones) que por orden de nacimiento somos: Santiago (el mayor), Víctor (yo) y Wences (mellizos), Raúl, Gerardo y Pablo (que también son mellizos).

A la hora del almuerzo, las 14:30 más o menos, sonaba una campana en la cocina y todos dejábamos lo que estábamos haciendo para sentarnos alrededor de la mesa de la cocina a comer. Siempre un primer plato de cuchara y después, normalmente, exceptuando los lunes, pescaíto frito. Los lunes no se vende pescado fresco.

Mi abuelito Pepe, iba todos los días al Mercado de Atarazanas después de su trabajo como contable en una empresa y compraba el pescado para el almuerzo, cogía su autobús en el Paseo del Parque y volvía a casa con el pescado fresquísimo que Maricarmen y la tía Paca enharinaban y freían como nadie.

Por supuesto este pescadito frito, ya fueran boquerones, jureles, salmonetes, pescadillas o lo que fuere, se acompañaba de la tradicional ensaladilla de pimientos unos días y otros con ensalada de lechuga, tomate y cebolla y otros días con pipirrana.

Pues hoy quiero hacer unos de estos pescaítos fritos, los jureles, que por otras latitudes llaman chicharros, txitxarros o escribanos.

La talla mínima de captura de los jureles del Mediterráneo debe ser según el FROM de 12 cm. Antiguamente, no había tallas mínimas y consumíamos los pescados de todos los tamaños, siendo en Málaga siempre los pequeños mucho más apreciados que los de mayor tamaño para elaborar el famoso pescaíto frito. Por eso se le llama pescaíto frito, por que solía ser de pequeño tamaño. Por esto también, se solían freír en manojitos (grupos de 5-6 pescaditos a los que tras enharinarlos se les unía por la cola con un pegotito de harina para freírlos juntos). El pescado era tan pequeño, que se comía entero, incluso el manojito entero, con espinas y colas y todo. Eso hoy en día por supuesto, no es posible.

Supongo que todo el mundo sabrá freír pescado, no era mi intención exponer esta receta, sino la de los jureles en escabeche, pero como para escabecharlos primero hay que freírlos, el vídeo resultante iba a ser demasiado largo, por lo que he decidido hacerlo por partes, primero la receta de los jureles fritos y después colgaré la de los jureles en escabeche.

Lo primero que hay que hacer es limpiar el pescado, lo que no hay porqué hacer en casa, podemos pedir e nuestro pescadero que lo haga. En Málaga, la tradición para el jurel es quitarle la cabeza y las tripas pero dejarles la piel. En otros sitios, por ejemplo en Marruecos he visto que tienen la costumbre de freírlos destripados pero con cabeza. Después, lo único que hay que hacer es salarlos, enharinarlos y freírlos.

Es un vídeo breve que muestra como se suele freír el pescado en Málaga, al menos como yo he visto freír toda la vida. Espero que os guste. Saludos...



Aquí podéis descargar la receta en formato PDF:
0131 Jureles fritos.pdf

No hay comentarios: