28 de octubre de 2009

TARTITA DE HOJALDRE CON MERENGUE Y MERMELADA DE MELOCOTÓN














Antes de nada, quiero aclarar, como ya habré comentado en anteriores publicaciones del blog, que de lo dulce no me gusta casi nada. No soy goloso en absoluto. Tomo el café sin azúcar ni sacarina y solo me gustan los bizcochos simples, sin nata ni aderezos y los hojaldres igual, cuanto menos extras tengan mejor. El chocolate solo me gustan con leche (solo, con almendras o avellanas, eso no me importa).

Con eso quiero que sepáis también, que no soy nada aficionado a la repostería. Esto no es solo porque no me guste lo dulce. También influye el que la repostería sea "una ciencia exacta" (esto me lo acabo de inventar). Lo que quiero decir es que hay que ser muy cuidadoso con las medidas de los ingredientes, y me cuesta ir midiendo exactamente cada cosa que añado. A mi me gusta improvisar e inventar. Casi nunca hago los platos exactamente igual y esto no se lleva muy bien con la repostería.

Pero por aquello de publicar algún que otro postre en el blog, voy a intentar hacer algunos dulces sencillos de vez en cuando, y como el otro día probé uno que me gusto pues me he animado a empezar por él.

Hace unos días fue el cumpleaños de mi amigo Chico, que nos invitó a almorzar a un magnífico restaurante "La Casa Navarra" en la carretera que une Fuengirola y Mijas. Después de comer, la casa obsequió a mi amigo con una tarta de hojaldre y merengue muy simple pero muy rica que me ha animado a intentar plagiar. Me he tomado la libertad de añadirle una mermelada de melocotón que he hecho con una latilla de melocotones al natural que tenía por casa.

A ver que os parece...



Aquí podéis descargar la receta en formato PDF:
0116 Tartita de hojaldre con merengue y mermelada de melocotón.pdf

2 comentarios:

comoju - Cova dijo...

pues si todos los postres que preparas son como este, estoy segura que poco a poco irás enseñándonos mas cosas.

Y esa mermelada de melocotón.. tiene que estar impresionante.

Un saludo

Víctor dijo...

La verdad Cova es que la mermelada estaba espectacular.
Esta mañana la hemos desayunado (a diferentes horas Rocha y yo) en un pan con mantequilla y te lo puedo confirmar. Lo hemos comentado los dos al mediodía: "¡La mermelada estaba de rechupete!"
Gracias y un saludo desde el Sur